Lola Mansilla

Esparragosa de Lares

Me licencié en Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (2006), gracias a una beca del Ministerio de Educación. Durante estos años, compaginé los estudios con varios trabajos en radio y en prensa escrita diaria, en revistas y fancines. En este camino de las publicaciones, siempre me acompañó la fotografía, medio desde el que empecé a plantearme una carrera profesional más centrada en la imagen. Esta razón, así como la colaboración con el artista plástico Rafa Torres en su taller Purpurina (2006-07), me llevó a ingresar en la licenciatura en Bellas Artes, también en la UCM (2007). Durante este periodo, trabajé para Greenpeace España (2008) y más tarde, obtuve una beca de colaboración con la Complutense para trabajar en la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla, digitalizando material antiguo y en el retoque fotográfico del mismo (2008-09), beca que tuve que abandonar a causa de mi embarazo. Después de esto, y de las dificultades laborales durante la crianza y la crisis, aproveché para ingresar en el Máster de Investigación en Arte y Creación (MIAC, Bellas Artes UCM 2014-2015), donde se abrió también la posibilidad de la investigación de la mano del proceso creativo.

Además, me he formado en seminarios y talleres de otras Facultades, como las de Políticas, Filosofía y Filología (UCM), en Museos como el MAVA o El Reina Sofía, en el Centro de Arte Dos de Mayo, la Fundación de los Comunes o en la UNED, entre otros. También he impartido conferencias sobre arte y cultura en tiempos de neoliberalismo, en la Facultad de Filología UCM. He participado en numerosas exposiciones de fotografía y en otros proyectos multidisciplinares que van desde el campo del arte y la política, hasta la escritura y la naturaleza.

He colaborado con varias instituciones como el Museo Anatómico de la Universidad de Medicina UCM o el Museo de Ciencias Naturales de Madrid. A lo largo de esta carrera artística y académica de las Bellas Artes, he trabajado en diversos campos como la escultura y la escenografía (en Los 900 días y Príncipe y Mendigo, del director de escena Borja Rodríguez), en la escritura poética (colaboración en el espectáculo teatral La Hermosa Jarifa, de Borja Rodríguez), como letrista del grupo flamenco Vándalus, para quienes también he trabajado como diseñadora gráfica.

Con el paso del tiempo, he ido especializándome en fotografía y el audiovisual, abriendo los brazos también a la videoperformance, al arte sonoro y a la instalación, campos en los que estoy centrada de lleno y que compagino con la crianza de mis dos hijas y otros trabajos como freelance.

Actualmente, soy Colaboradora Honorífica en el Departamento de Dibujo II de la Facultad de Bellas Artes (UCM) y trabajo en el programa de mi tesis doctoral. Como artista, estoy trabajando en varios proyectos de foto y vídeo en relación con la naturaleza, el mundo animal y el vegetal y el impacto negativo de las fronteras en el mismo.

STATEMENT

Mi trabajo artístico explora el límite, lo mínimo, la desviación del átomo, como lugar para la expansión y desarrollo del individuo, como encuentro que propicia la potencia del ser y su capacidad para obrar, en una sociedad donde la lógica capitalista nos incapacita como individuos. En este sentido, la sencillez de la vida natural dialoga con la complejidad del tejido social que nos rodea, convirtiéndose en un espejo profundamente transformador, en un más allá de las limitaciones y en una semilla de diálogo y de potencia. De ahí que utilice también la interrelación de varios medios, como son el cuerpo, la palabra, los elementos naturales, el vídeo, la fotografía, la performance o el arte sonoro, para explorar ese universo que discurre aquí pero que va más allá de cualquier forma, afectando a la materia y transformándola, potenciándola. Se trata de una búsqueda del conocimiento, de un amor por ir más allá, partiendo de lo que tenemos delante, lo más sencillo y lo más cercano, para ampliarnos como seres individuales y generar redes colectivas más potentes. El lenguaje poético como herramienta visual, es uno de los elementos que más utilizo. Como hemos defendido al principio de este trabajo, para que tenga lugar un encuentro ha de provocarse lo que explicamos como “desviación en el átomo”. Esa desviación es de crucial importancia en el arte en general y en el lenguaje poético visual en particular, pues es el que va a movilizar y a activar la subjetividad del espectador, algo de lo real del mismo, al provocar en él una actividad cognitiva mediante una inducción implicativa. Es decir, el arte, mediante la obra, hará “saber de lo insabido.”

FACULTAD

Licenciatura en Bellas Artes UCM (2007) // Máster de Investigación en Arte y Creación (MIAC, Bellas Artes UCM 2014-2015) // Colaboradora Honorífica en el Departamento de Dibujo II de la Facultad de Bellas Artes (UCM) (2017)

lola.mansilla@yahoo.es